DOLOR CERVICAL, ¿TE AYUDAMOS?

En Navaclinic te podemos ayudar a combatir el dolor cervical a través de corrientes analgésicas, estiramientos, ejercicios y terapia manual.

DOLOR CERVICAL, ¿TE AYUDAMOS?

18 NOVIEMBRE 2020

Estamos en la oficina, frente al ordenador y de repente nos llevamos la mano al cuello. ¡Qué dolor! Incluso podemos empezar a sufrir dolor de cabeza y mareos. Seguro que algunos de vosotros habéis vivido esta escena alguna o varias veces. Se trata de dolor cervical y, en el siguiente artículo, os vamos a explicar cuáles son sus síntomas, causas y, lo más importante, cómo podemos ayudarte en Navaclinic para solucionarlo.

El dolor cervical puede tener múltiples causas: una mala postura cuando estamos trabajando o durmiendo, girar el cuello de forma brusca, levantar cosas demasiado rápido de forma incorrecta, un accidente, etc. Otras causas pueden ser: afecciones por fibromialgia, artritis cervical, espondoliosis, osteoporosis, esguinces, etc.

También nos pueden ocasionar dolor cervical el estrés (que provoca que nuestros músculos estén tensos), el peso excesivo de bolsos (os recomendamos llevar bolsos de dos asas para repartir el peso) e, incluso, en el caso de las mujeres, si se tiene el pecho grande podemos tener problemas cervicales y de espalda, con lo que os recomendamos elegir un buen sujetador.

Síntomas y tratamiento
Con todas estas circunstancias, el dolor cervical llega a manifestarse a través de diversos síntomas: dolor, contractura, dificultad de mover la zona del cuello, dolor de cabeza e, incluso, mareos y digestiones difíciles. De hecho, también se pueden dar molestias en el brazo, como pérdida de fuerza, pesadez y dolor, menos sensibilidad y disminución de los reflejos.

Pero, vamos a lo más importante, ¿cómo podemos solucionarlo? En caso de acudir al médico, en muchas ocasiones nos recetará analgésicos que pueden ayudarnos a mitigar las molestias (en algunos casos muy puntuales será incluso necesario recurrir a la cirugía). Pero, en los casos de dolor cervical, es clave acudir al fisioterapeuta, ya que el tratamiento fisioterapéutico favorecerá la relajación de los músculos y mejorará la movilidad cervical. 

Y es que, a través de la osteopatía, manipulamos el tejido muscular y óseo de manera no invasiva, sino global, es decir, no solo se trata una lesión en particular, se trabaja todo el cuerpo de forma conjunta. La osteopatía entiende que el equilibrio entre las distintas partes de la estructura física del cuerpo (huesos, músculos y tejidos blandos) es muy importante. Cuando existe alguna tensión o bloqueo en esta estructura (como por ejemplo el cuello), se refleja en un mal funcionamiento de los órganos y del resto de sistemas fisiológicos de los que depende la salud y el bienestar.

Por eso, para conseguir aliviar el dolor cervical, en Navaclinic recurrimos a la terapia manual, es decir, la realización de masajes en el cuello, para ayudar así a relajar y destensar los músculos.  Podemos complementar este tratamiento con corrientes analgésicas, es decir, aplicar electrodos en la piel para estimular las fibras nerviosas y aliviar el dolor, la rigidez y mejorar el movimiento. Y, además, en Navaclinic también te ayudaremos y te enseñaremos a realizar estiramientos y ejercicios que mejorarán el estado de tu musculatura cervical.

Otros consejos que puedes seguir en casa es aplicar calor en la zona cervical, por ejemplo a través de una almohadilla eléctrica. Y, sobre todo, es importante que adquieras ciertos hábitos, si trabajas sentado debes contar con una adecuada silla que tenga el respaldo recto; evita también levantar peso mientras dure la recuperación y, si el dolor cervical es frecuente en tu vida, hay disciplinas deportivas, como el pilates, que te ayudarán a evitarlo.

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a llevar una vida sin dolor.